sábado, 14 de diciembre de 2013

El Inter de Milán sigue los pasos de Hugo Mallo

El fútbol italiano tienta a Hugo Mallo, como hizo la temporada pasada el Liverpool con su amigo Iago Aspas. El Inter de Milán quiere llevarse al defensa del Celta, de 22 años. Lo sigue con atención desde la temporada pasada. Incluso se interesó por la recuperación que tuvo que afrontar Mallo tras caer gravemente lesionado de la rodilla izquierda el pasado enero en el Bernabéu. El conjunto lombardo quiere llevarse al Calcio a uno de los laterales más prometedores del fútbol español. La cláusula de rescisión de su contrato con el Celta es de 20 millones de euros. La multiplicó el club de Carlos Mouriño el curso pasado a la vista de los numerosos pretendientes que tenía el futbolista de Marín que se formó en A Madroa. Su agente reconoce "un seguimiento estrecho" del equipo mesazzurro sobre el céltico.
El jugador abordaba ayer en la sala de prensa de A Madroa su supuesta salida del Celta, en relación al posible interés del Valencia. No se salió del guion establecido en estos protocolos: "Estoy muy contento en el Celta, me gustaría estar muchos más años aquí y si fuese verdad lo del Valencia es un halago para mí, le estoy muy agradecido, pero a día de hoy no puedo decir nada, no sé nada. Me debo al Celta de pies a cabeza".
La delicada situación económica del conjunto de Mestalla es un obstáculo en estos momentos para poder abordar un fichaje por el que el Celta no estaría dispuesto a negociar posiblemente por debajo de 10 millones de euros.
El presidente del Celta admitía ayer en un desayuno con la prensa que varios clubes se habían interesado por jugadores de la plantilla que entrena Luis Enrique. No dio nombres, pero Hugo Mallo es uno de los más codiciados, como ayer reconocía su representante, Fede Marco, que apuntó que varios clubes siguen al lateral, aunque es el Inter el que ejerce "un seguimiento más estrecho".
Los movimientos del equipo italiano para hacerse con los servicios de Mallo son iniciales en estos momentos, según Marco, quien precisa que la operación estaría encaminada al mercado de verano y 
no al de invierno que se inicia en enero.
¿Qué haría el internacional sub 21 con España si llegase una buena oferta a Praza de España?, se le preguntó. "Está claro que todo el mundo quiere crecer, pero aún soy joven y ahora mismo no pienso en eso. Si al final de temporada sale algo y es bueno para el Celta y para mí, ya se verá; pero a día de hoy no se me pasa por la cabeza", apuntó el lateral, cuyo actual contrato expira el 30 de junio de 2017.
El jugador calcula que hasta cuatro renovaciones –dos la temporada pasada– ha firmado desde que con 18 años comenzó a despuntar en la primera plantilla del Celta, en la temporada 2009/2010. Eusebio Sacristán apostó por el entonces juvenil, al que hizo debutar el 29 de agosto de 2009 ante el Numancia, en Balaídos.
Bromeó ayer Mallo con que incluso llevaba tantas renovaciones como Messi en el Barcelona, aunque nada tienen que ver las cantidades que se manejan por uno u otro. "Estoy contento con el contrato que tengo. Pero más que por eso, estoy contento por la confianza que tienen en mí desde el club y la gente de fuera. Eso es lo que me hace más ilusión", añadió.

Información facilitada por Faro de Vigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario