miércoles, 25 de diciembre de 2013

El celta planifica los cambios


La operación más cercana a su cierre parece la de Fabián Orellana, siempre según las informaciones vertidas desde Chile a lo largo de los últimos días. La prensa de dicho país sudamericano asegura que la cesión del céltico al Colo Colo está muy próxima a cerrarse y el propio director deportivo del histórico equipo chileno, Juan Gutiérrez, reconoció la existencia de negociaciones entre ambos clubes, si bien desde Praza de España no se han pronunciado al respecto. Lo curioso de este asunto es que Orellana ha ganado mucho protagonismo en el tramo final de 2013. Luis Enrique no contaba con él en pretemporada, pero sí lo ha hecho en los últimos partidos. Sin ir más lejos, el pasado domingo fue titular ante Osasuna, a pesar de que en teoría se estaba negociando su cesión al Colo Colo.

A la espera de lo que suceda con el chileno, hay otros jugadores que se encuentran en una situación mucho más complicada. Tal es el caso, sobre todo, de Carlos Bellvís y David Rodríguez. Ninguno de los dos cuenta en absoluto para el técnico asturiano. De hecho, ni siquiera fueron convocados para el partido de vuelta de la Copa del Rey contra el Athletic, un choque en el que Luis Enrique optó por dar descanso a muchos de sus titulares. Ambos tienen ahora a al menos tres jugadores por delante en sus respectivas posiciones (Toni, Aurtenetxe y Jonny en el caso de Bellvís; Charles, Mina y Bermejo en el de David), por lo que se antoja prácticamente imposible que tengan minutos de aquí a final de curso en el Celta. Si alguno de ellos encuentra un destino de su agrado, el club no pondrá pegas.

Mientras, tanto Madinda como Jonathan Vila, que apenas han tenido minutos esta temporada, han ganado crédito con la Copa, por lo que su continuidad a día de hoy es mucho más factible que la de Carlos Bellvís o David Rodríguez.

Por lo que respecta al capítulo de entradas, son varias las posiciones que puede reforzar el Celta y la apuesta o apuestas definitivas dependerá en buena medida de lo que ofrezca el mercado. Una de las necesidades más evidentes es la de un jugador de ataque, sobre todo si finalmente se va Orellana, pero también puede llegar un refuerzo para el centro del campo e incluso para el eje de la zaga. No       obstante, en esta última posición el club y el cuerpo técnico están muy pendientes de la recuperación  del lesionado Samuel Llorca.
Información Atlántico Diario

No hay comentarios:

Publicar un comentario