sábado, 28 de diciembre de 2013

ATLETISMO.: La fiebre por correr invade Vigo

La ciudad vive una asombrosa explosión de las carreras populares cuyo número ha crecido hasta cerrar 2013 con una participación en ellas de más de 13.000 deportistas - El número se ha multiplicado por diez desde 2003.

En solo diez años Vigo ha sido escenario de una inesperada explosión del deporte popular puesto de manifiesto en la impresionante respuesta que han recibido las carreras populares que se disputan en la ciudad y que en solo diez años han multiplicado por diez el número de participantes. En 2003 la oferta se reducía apenas a tres carreras en las que participaron poco más de mil trescientas personas, la mayor parte de ellas federadas. En 2013 la cifra se elevó por encima de los 13.000 participantes y la sensación de que el número seguirá creciendo.

Correr se ha convertido en uno de los fenómenos sociales de Vigo en los últimos años, una verdadera fiebre que aunque se experimenta en casi toda España, es evidente que en esta ciudad ha cobrado una especial significación. Se han multiplicado los aficionados a las pruebas populares, proliferan los grupos de entrenamiento, se venden más revistas especializadas y las tiendas de deportes dedican cada vez más espacio para la ropa técnica.
Las cifras son bien elocuentes. Hace solo diez años, en 2003, Vigo apenas contaba con tres carreras "abiertas" a los corredores populares. Eran la Vig-Bay que vivía su cuarta edición, la Carrera de San Xoán y la Carrera del Pavo (en la actualidad rebautizada como Carreira do Nadal). Las tres pruebas apenas fueron capaces de reunir poco más de 1.300 deportistas, la mayoría de ellos federados. Más de la mitad participaron en la Vig-Bay que aquel año finalizaron 724 atletas.
Desde entonces la locura por las carreras populares no ha parado de crecer hasta llegar en 2013 a más de 13.000 participantes en las más de catorce carreras que se organizan durante el año en la ciudad. Todo ello ha contribuido a que las carreras "veteranas" se consolidasen y fuesen naciendo nuevas pruebas que no han tardado en calar en los aficionados. En 2012 se pusieron en marcha los 10 kilómetros Correndo por Vigo (en la zona del Calvario) y los 10 kilómetros Praia de Samil, mientras que en 2013 se recuperó la Media Maratón de Vigo (que había desaparecido del calendario), la Nocturna de As Travesas, y las carreras benéficas contra la esclerosis múltiple (en el entorno de la Avenida de Castelao) y contra el cáncer (Bouzas).
La joya de la corona sigue siendo, y así seguirá posiblemente mientras exista, la Vig-Bay que cada año supera el récord de inscritos y de atletas participantes, circunstancia ésta a la que le conceden mucha importancia los organizadores. Su crecimiento es espectacular y cada año se agotan los dorsales que se ponen a disposición de los aficionados. En 2003 acabaron la media maratón 724 deportistas, pero en la edición del pasado mes de abril lo hicieron la friolera de 4.187, un registro que tratarán de superar en 2014, edición en la que se pretende alcanzar la cifra de 5.000 inscritos. Detrás de la Vig-Bay, por número de participantes, aparecen la Carrera contra el cáncer (que superó los 1.100 participantes que podían elegir entre correr cinco o diez kilómetros) y los 10 kilómetros Praia de Samil, que también estuvo por encima del millar de deportistas en la línea de meta.
Hay muchos signos que apuntan a que esta locura seguirá. El fomento de la vida sana, el hecho de que el deporte sea cómodo (solo hace falta unas zapatillas y las ganas) y que se adapta perfectamente al escaso tiempo que a veces se puede dedicar al ejercicio son algunas de las razones que lleva a este impresionante incremento de devotos de las zapatillas. Incluso en Vigo se ha dado un curioso fenómeno como ha sido el nacimiento de clubes federados formados por populares que se reúnen para correr. Son los casos del Carma (Club de Alto Rendimiento Marisqueiro) y del Castrelos 20:30 (por la hora a la que se juntan para entrenar), símbolos de esta nueva religión.
INFORMACIÓN FARO DE VIGO

No hay comentarios:

Publicar un comentario